Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16/06/17

1-s2.0-S0003267013002079-fx1.jpg

SÍ, EXISTE UN PARALELISMO y me he identificado con Joyce porque pienso que las cosas que cambian la totalidad del mundo pertenecen a nuestra consciencia y estas cosas han de ser realzadas, pues no se puede estar por debajo de esta pretensión. Pero si se quiere algo así hay que cuidar de que estas cosas estén vivas y que de ellas irradie realmente algo. Uno no debe abandonarse detalladamente a los criterios formales y estilísticos, sino sólo al principio vital de la cosa como materia viva. Si no se alcanza esa materia viva, la cosa misma se destruye. Quiero decir que ese principio modificador del mundo ha sido decisivo para mí como ingrediente, como materia y puede decirse que también como medicina dinámica.

Edición a cargo de Bernd Klüser

Traducción: Miguel Salmerón

2

Ensayos y entrevistas. Madrid. Editorial Síntesis. 2010. Pág. 109.

Read Full Post »

1.jpg

131

El nacimiento del poder político, que parece guardar relación con las últimas grandes revoluciones de la técnica, como la fundición del hierro, acaece en el umbral de un período que no conocerá ya grandes modificaciones hasta la aparición de la industria, y es también el momento en el que comienzan a disolverse los vínculos de consanguineidad. Así, la sucesión de las generaciones abandona la esfera del ciclo puramente natural para convertirse en un acontecimiento orientado, en una sucesión de poderes. El tiempo irreversible es el tiempo del que reina, y las dinastías son su primer instrumento de medida. La escritura es su arma. Con la escritura, el lenguaje alcanza su plena realidad independiente de la mediación entre las conciencias. Pero esta independencia coincide con la independencia global del poder separado, como mediación constitutiva de la sociedad. Con la escritura hace su aparición un tipo de conciencia que ya no es adquirida y transmitida en la relación inmediata entre los seres humanos, sino que se trata de una memoria impersonal, la de la administración de la sociedad. “Los escritos son los pensamientos del Estado; los archivos son su memoria” (Novalis).

159

La condición previa para elevar a los trabajadores al estatuto de productores y consumidores “libres” del tiempo-mercancía fue la expropiación violenta de su tiempo. El retorno espectacular del tiempo no es posible más que a partir de esta primera desposesión de los productores.

187

La pérdida del lenguaje de la comunicación es el hecho que expresa positivamente el movimiento de descomposición moderno de todo arte, su anulación formal. Lo que negativamente expresa este movimiento es el hecho de que tal lenguaje común debe recuperarse, pero no en la conclusión unilateral que, como sucedía en el arte de la sociedad histórica, llegaba siempre demasiado tarde, y que hablaba a los otros de algo vivido sin que hubiese un diálogo real, admitiendo su falta de vida; debe recuperarse en la praxis, que ha de reunir en sí misma la actividad directa y su lenguaje. Se trata de alcanzar la efectiva posesión de la comunidad del diálogo y del juego temporal que la obra poético-artística sólo representaba.

188

Cuando el arte independizado representa su mundo con brillantes colores, un momento de la vida ha envejecido, y no es posible rejuvenecerlo con esos colores. Solamente se deja evocar como recuerdo. La grandeza del arte no se hace evidente más que cuando recupera la vida.

190

El arte de la época de su disolución, en cuanto movimiento negativo que persigue la superación del arte en una sociedad histórica en la cual la historia no ha llegado aún a ser totalmente vivida, es un arte del cambio y, al mismo tiempo, la expresión más pura de la imposibilidad de cambio. Cuanto más elevadas son sus exigencias, más lejos se sitúa de su verdadera realización. Es un arte forzosamente de vanguardia, un arte que no es. Su vanguardia sería su desaparición.

Prólogo, traducción y notas de JOSÉ LUIS PARDO

2.jpg

La sociedad del espectáculo. Valencia. Pre-Textos. 1999. Págs. 120-121, 138, 154-155, 155, 157.

Read Full Post »