Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

1.jpg

 

1920

7 de agosto

Me he excedido prematuramente en mi búsqueda de otros seres solitarios; no estoy, ni con mucho, lo bastante seguro para poder mi propia posición. Estoy de nuevo solo. Julius viene mostrándose frío: tiene sus propios círculos, donde muchos pueden unirse a sus cánticos de júbilo cada vez que los rusos dan un paso adelante; como si en eso radicara con certeza la felicidad. Al promover el socialismo, la gente sigue negándose a ver que en él hay dos elementos dominantes pero irreconciliables; el comunismo económico y la revolución intelectual. Solo la dictadura del proletariado puede llevar al primero; sólo un proceso evolutivo de lenta maduración llega al segundo. El uno está garantizado por el otro. Pero ¿creen ustedes que la situación cambiará si el segundo faltara?

La relación humana necesita dela anfimixis: ¿o esto también es sólo una generalización odiosa? Casi creo que soy incapaz de ofrecer nada a la larga; o, mejor dicho, siento que debería prevalecer un estado de concordia que todavía no ha sido puesto a prueba. Pero ¿esto no implica también, profundamente, las cosas del sexo? ¿Cuál sería, pues, la duración de tal estado? Total entrega mutua, física y emocional; un camino y metas comunes. ¿Será suficiente?

El mundo externo me perturba. Soy yo mismo en la labor que estoy completando ahora; pensar en Lía es una perturbación. ¿Qué quiere esa mujer? ¡Qué tonto soy! ¿Qué es lo que me perturba esta tarde? ¿No es simplemente la cuestión de ir o no ir a la estación del ferrocarril? ¡Es nauseabundo! ¡Qué el contenido de una tarde esté formado por semejantes pensamientos! ¿Y por qué? ¡El mundo externo otra vez! Si la gente fuese de otro modo, estos pensamientos serían innecesarios: uno simplemente iría o dejaría de pensar en ello. ¡Ah, pero: estrategia! ¡No! No puedo, aun si eso significa perderlo todo. Me he vuelto cobarde; observo con horror cómo me deslizo otra vez hacia la vieja rutina pestilente. Julius, Moser, Robert, Lía; con todos ellos llevaré la cosa al extremo: un férreo sí o no. En todo caso, sabré que soy duro. Duro, decidido, inflexible. El que no sea lo bastante fuerte para acompañarme, que se quede donde está.

¡He visto a Julius! Hoy ha dicho que aguardaba una decisión de la Conferencia de trabajadores del distrito acerca de Hungría. De ser positiva la decisión, lucharía junto a ellos. ¡Julius, cuán poco te conoce! ¡Nada más que grandiosas palabras! En el momento mismo en que tratas de mover una piedra, todo el edificio se viene abajo. Respeto a Julius como a pocas personas; por lo tanto, debo decírselo.

¿Robert?  ¡Me temo que acabará mal! Debería irse a América, a la escuela más dura posible; lo necesita. Debo abstenerme de todo intento, pero también de ser blando con él. ¿Qué es mi hermano? Bien; ¿y eso qué significa? Tal vez que nos comprendemos menos que si fuéramos dos amigos.

¿Lía? ¡Estoy más tranquilo ahora! O tal vez sólo desearía estarlo. Si no llegamos a un entendimiento cuando soy mi propio yo y no asumo una pose, entonces todo ha terminado, y seré más cuidadoso en adelante.

1921

 

24 de enero

El debate sobre mi “Peer Gynt” en la Sociedad Psicoanalítica ha sido un duro golpe para mi fe; un golpe que sentí de modo tanto más agudo a causa de mi narcisismo lastimado: ¡No se trataba ya de divergencias, sino de dudas! Ahora que he comenzado a pensar, descubro que otro puede haber llegado a resultados esencialmente distintos: “¿Existe un inconsciente’” le pregunté a Otto. Su respuesta: “En sentido psicoanalítico, sí; en sentido filosófico, no”

¡Hay Fröschels (1) y hay Histschmanns! Los primeros razonan así, como la hipótesis de un inconsciente no es filosóficamente deducible, el inconsciente no existe; por lo tanto, Freud está equivocado. Los segundos dicen: ¡no filosofemos: analicemos; análisis, aná, aná, anla!

¿Cómo encontrar mi camino entre unos y otros? ¡Fröschels, Hitschmanns! De hecho, surgen ideas de las cuales nada sabía con anterioridad; por lo tanto, tiene que haber un inconsciente.

Pero esas nuevas ideas sólo son perceptibles después que han surgido: el inconsciente, pues, es algo que postulo.

  1. Fröschel: físico de orientación filosófica, que dudaba de la existencia de imágenes totalmente inconscientes. [ del compilador]

Compiladores

MARY BOYD HIGGINS

CHESTER M. RAPHAEL

Traducción de JULIO BALDERRAMA

Pasión de juventud. Una autobiografía, 1897-1922. Barcelona. Ediciones Paidós Ibérica. 1990. Págs. 134-135, 171.

Read Full Post »

 1.jpg

La literatura se diferencia de la escritura didáctica o científica en que se forja en torno a un estado de ánimo, igual que el cuerpo en torno a un alma invisible; y en que, si echa mano de razonamientos, de teorías, de la erudición o de la observación y adopta actitudes apasionadas en la afirmación o en la negativa, lo hace únicamente para que podamos compartir con ella el banquete de los estados de ánimo son los operarios y los mensajeros del Rector de todo: los dioses de antaño que siguen morando en su oculto Olimpo, los ángeles de los tiempos modernos que suben y bajan por su resplandeciente escala; y creo que el razonamiento, la teoría, la erudición son simplemente lo que Blake llamó “diablillos que luchan por sí mismos”, ilusiones de nuestra vida pasajera visible, a la que es preciso poner al servicio de los estados de ánimo, porque, de lo contrario, no representamos nada en la eternidad. Todo cuanto puede ser visto, tocado, medio, explicado, comprendido, razonado no es para el artista imaginativo otra cosa que un medio, porque él pertenece a la vida invisible y hace entrega de su revelación, siempre nueva y siempre antigua. Se habla mucho de la necesidad que tiene de las cortapisas de la razón, pero la única cortapisa que él puede aceptar con sumisión es el instinto misterioso que a él le ha hecho artista y que le enseña a descubrir estados de ánimo inmortales en los deseos mortales, una esperanza imperecedera en nuestras ambiciones fútiles, un amor divino en la pasión sexual.

1895

Ideas sobre el bien y el mal. Teatro completo y otras obras. Madrid. Aguilar S.A. de Ediciones. 1956. Págs. 1260-1261.

Read Full Post »

2.jpg

G.- Me resulta difícil mantener una relación con el catolicismo, porque me cuesta grandes esfuerzos y sacrificios intelectuales. En principio, el catolicismo está en contradicción con mi visión del mundo, pero, con el tiempo, he ido adoptando una postura cada vez más desconfiada y crítica frente al intelectualismo contemporáneo y esa desconfianza tiende a reconciliarse con el catolicismo. En primer lugar el catolicismo le ofrece al hombre una visión coherente del mundo, lo cual le permite no tratar de resolver los problemas por su cuenta, intento que, por lo general, da resultados catastróficos. Por eso, mi actitud hacia el catolicismo es positiva, aunque no sea creyente.P.- Quisiera saber, con vistas a sus futuros biógrafos, desde cuándo y por qué ha perdido usted la fe. Puede, si así lo desea, no responder a esta pregunta.

G.- Fui creyente hasta los catorce años y dejé de serlo sin el menor trastorno. Nunca he sentido la necesidad de una fe. Sin embargo, no soy ateo, porque para un hombre que se enfrenta al misterio de la existencia, cualquier solución es posible.

P.- En su Diario, usted oponía el catolicismo superficial polaco a lo Sienkiewicz, al “trágico” y profundo catolicismo que puede encontrar un lenguaje común con la literatura contemporánea”, el catolicismo de Simone Weil.

– En la actualidad me identifico más con Sienkiwicz y me alejo de Simone Weil. Cada vez soy más partidario de la mediocridad, de la tibieza, de las temperaturas medias.

P.- ¿Quiénes son sus escritores católicos favoritos?

G.- Pascal. No me gustan los novelistas. Por ejemplo, no puedo soportar a Mauric. Cuando un católico se pone a escribir, se suena los mocos del alma, en lugar de usar las narices. Sí, a medida que envejezco me hago partidario de las temperaturas medias. Es una postura dialéctica. La cultura tiende hacia los extremismos, pero mi espíritu de contradicción me lleva en dirección contraria. ¡Estoy dispuesto a descubrir de de nuevo ciertos niveles positivos de Sienkiewicz! Mi actitud intelectual presente es criticar los extremismos. Por otra parte, al adoptar esta actitud centrista me convierto en un representante típico de la cultura polaca, que ha sido siempre una cultura mediadora.

P.- ¿Cómo definiría usted una cultura?

G.- Como la violación de un débil por un poderoso.

En agosto de 1962, un sacerdote polaco, el padre Jan Pasierb, que se encontraba de paso en Buenos Aires, obtuvo de Gombrowicz esta entrevista que no fue publicada, hasta después de su muerte, por el semanario católico de Cracovia, Tygodnik Powszeschny.

Traducción:

JAVIER FERNÁNDEZ DE CASTRO

1.jpg

Autobiografía suscinta, textos y entrevistas. Barcelona. Editorial Anagrama. 1972. Págs. 36-38.

Read Full Post »

1.jpg

Por: Federico Aguirre García

 

Para la observación de un transeúnte o el espectador del arte no puede pasar desapercibido, lo que está ocurriendo, sin que nadie se dé por enterado, con la escultura del Maestro Pedro Nel Gómez, Cacique Nutibara, ubicada en la Plazuela que lleva ese mismo nombre, al frente mismo del Palacio de la Cultura.

Y decimos que ese transeúnte o el espectador del arte, no necesita ser ni formado ni informado sobre el arte,  porque en efecto, el descuido, el abandono y el deterioro en que se encuentra la escultura y la fuente en la que está colocada, son realmente evidentes, pero no solamente evidentes sino que son hasta, para alcanzar el extremo, deplorables e insultantes para aquellos. Nadie se escandaliza de tal situación ni interviene esa realidad, para intentar resolverla.

Y de la misma manera, lo será más, mucho más, para un transeúnte sensible y formado estéticamente, y así mismo de un transeúnte turista. Nada más les basta hacer una simple comparación, entre está escultura del Maestro Pedro Nel Gómez y la Plazoleta de esculturas del Maestro Fernando Botero, para sacar sus propias conclusiones.

No se entiende por qué, una escultura del Maestro Gómez no tiene el mismo trato y el mismo cuidado que una cualquiera o todas las esculturas del Maestro Botero. Y eso se  percibe sin demasiada reflexión ni excesiva observación. Puede que ese diferencia de trato o cuidado no sea propiamente consciente ni intencional, pero si es determinable que se ha excluido o se quiere excluir de ese espacio la escultura del Maestro Gómez.

Habría que decir que son tan importantes para el arte de nuestra ciudad, cada una de las propuestas escultóricas que hizo el Maestro Pedro Nel como las que hace el Maestro Botero. Hay que propender por darles el mismo trato y no excluir ni la una ni las otras de la mirada sensible del espectador, del turista o del interesado por el arte.

2

Por: Federico Aguirre García

La visión, la vida de la ciudad, pero básicamente de la Plazoleta de Esculturas, queda pues, disminuida y pobremente presentable, cuando se pone en evidencia este hecho al transeúnte o espectador del arte. La ciudad es la ciudad del arte y no de un solo artista por importante que sea y en consecuencia todos deben caber en ella, para así dimensionarse en el contexto mundial de ciudad cultural y amante de las artes.

Ya que estamos próximos a la realización del Art Medellín (Arte/Experiencia/Circulación.2017), sería decisivo que los coordinadores del mismo, se dieran a la tarea, entre las muchas que tienen, a devolverle la importancia, cuidado y mantenimiento que debe tener esta escultura del Maestro Pedro Nel Gómez, uno de los fundadores de nuestra tradición escultórica y uno de sus representantes más relevantes. Y más cuando en el arte se trata de una proyección a la comunidad, desde y con un carácter formador y provocador. Aquí tienen pues, una inmensa oportunidad.

Read Full Post »

 1.jpg

  1. Es posible quitarse el sombrero sin tener educación.
  2. No es posible elegir entre dos imágenes iguales sin ninguna preferencia fuera de lugar hace inclinarse la balanza.
  3. Una imagen puede a veces poner a su espectador en acusación grave.
  4. No importa qué objeto, tomado como pregunta de un problema…, y unido al primero…, dan, reunidos, un conocimiento nuevo.
  5. La inteligencia de la exactitud no impide el placer de la inexactitud.
  6. Por muy alejados que podamos estar de un objeto, no estamos nunca completamente separados de él.
  7. Una imagen desconocida de la sombra es llamada por una imagen conocida de la luz.
  8. Cualesquiera que sean los rasgos, las palabras y los colores dispersos sobre una página, la figura que obtenemos está siempre llena de sentido.

Traducción

MERCEDES BARROSO ARES

 

 

 

Escritos. Madrid. Editorial Síntesis. 2003. Pág. 247.

 

Read Full Post »

2.jpg

Navegar es necesario …

 A: Natalia Aguirre –Médica-

Un día de tantos, nació la cometa. Gracias al aire que es parte esencial de la atmósfera que tenemos los   terrícolas que habitamos este planeta. Por eso “LA   TIERRA ES AZUL   COMO UNA NARANJA”.  Paul  Eluard.

La cometa nació por el aire en movimiento, que llamamos: viento, vento, wind, y que se mide por su dirección en La Rosa de los Vientos y su  velocidad en kilómetros por hora, en millas terrestres por hora-1.609,35mtrs-, en nudos, en metros por segundo y lo que cada velocidad significa ha dado lugar desde viento en calma hasta el Juracán o HURACÁN, deidad y símbolo   de América.

1

Y como no existían aún aparatos como el anemómetro para medir su velocidad el marino inglés Sir Francis Beaufort desde 1805, estableció12 grados de fuerza del viento basados en las maniobras que se habían de hacer, en el aparejo de los barcos de vela según el viento que soplara. Esta misma escala se ha adaptado a su uso en tierra determinando para cada grado los efectos en los árboles, en los edificios etc.  Ejemplo: el viento mueve constantemente las hojas y las ramas pequeñas, despliega las banderas, indica un viento leve de 13 a 18 kms., por hora. También el uso de la veleta y las mangas de aire o Catavientos, de uso ceremonial y religioso en el Japón, nos sirven para determinar la dirección del viento: que es de donde viene y no hacia donde va.

 1.jpg

La cometa  como aeronave, más pesado que el aire, apareció antes que la escritura hace 2.500 años. En Oriente, China, fue su cuna y se dice que fue el Emperador Chino Han Hsin, el que la inventó- . También que la primera cometa china fue confeccionada en madera por Mo Zi. En Occidente: La Humanidad soñó con volar desde que, al dirigir por primera vez su mirada las alturas, pudo contemplar con admiración y envidia las aves que evolucionaban por el espacio, liberadas de la fuerza que a ella misma la mantenía encadenada a tierra. Primeramente fueron los sueños de los poetas y de los hombres inclinados   a las cosas sobrenaturales y milagrosas; luego seguramente fue el momento de los científicos y prácticos con sus intentos de dotarse de alas o construir   vehículos que les transportase  por los aires.

Luego después de muchas peripecias por   filósofos como Arquitas de Tarento y según Aulio Gelio, fabricó una paloma de madera que con la ayuda de la mecánica volaba; sin duda se sostenía por medio del equilibrio, y el aire que encerraba secretamente, la hacía actuar. Y de Leonardo Da Vinci, con su inconmensurable escrito Codige sui voto degliucelly, donde parte de una idea mística para aplicarla esencialmente a la mecánica del vuelo; donde diseñó las máquinas voladoras que están reveladas como el helicóptero, el paracaídas. etc.

Recordemos al ingeniero chino Kungshu Pahn del siglo IV a. de c. cuando su máquina -pájaro de madera voló.

No olvidemos   que en la Edad Media   los monjes alquimistas procuraron hacer vuelos, ir más allá de la levitación como el monje Lorenzo de Guzmán, de quien se dice fue el primero en volar en una máquina parecida a un confesionario y fue tratado por la Santa Inquisición como brujo y sometido a prisión y a la sentencia de que El cielo no es para que los hombres anden por él, era el tiempo de Juan V y Bartolomé se había trasladado del Brasil a Europa.

Y regresando están las siglas de los que la  iniciaron en occidente como medio de transporte y de experimentos científicos: Samuel Frankin Cody, Laurens Hargrave, William A.Eddy, Sir George Carley, Graham Bell, Benjamín Franklin , Francis Rogallo, Peter Lyn de Nueva Zelanda,o la primera fotografía aérea  a través de una cometa hace ya cien años por Arthur Batut Labrugiere en Francia y  los hermanos Wright en Estados Unidos donde surge el avión en 1903.

 

1.jpg

Hoy en día las cometas han seguido siendo propulsoras de prácticas deportivas donde el viento es el principal elemento para realizarlo. Las cometas siguen siendo una gran diversión que hace parte de   todas las culturas  y pueblos del  Mundo. Cometas de una sola cuerda o cometas de dos o más cuerdas como la fabulosa Cometa Revolution , verdadero molinete giratorio a gran velocidad que me hace evocar a Chang Heng y su ornitóptero de alas circulares.

Actualmente Japón, China, India, Alemania, Francia  cultivan el arte de la Cometa, con museos, federaciones, Bienales de Arte, encuentros, exposiciones aéreas de pintura como se hace en Japón y verdaderos combates de cometas como se hace en Nueva Delhi o en Kabul. Santuarios erigidos en el aire por los constructores de las torres de cremación de Bali. En Tailandia es el deporte por excelencia, torneo real, arte milenario que las hace llamar Las Novias del Cielo.  Y no lejos de nosotros en Latinoamérica, en Guatemala en la población Santiago de Sacatapequez se remontan enormes cometas planas hasta de seis metros de altura todos los Primeros de Noviembre desde los cementerios para liberar el alma de los muertos y saludar el cielo azul que llega como una Operación Cósmica, según dijera Octavio Paz.

O, Esa luz es como un foco en el que hay una llama, una llama colocada en un cristal, cristal semejante a una estrella brillante …

Esta historia continua cuando la gente construye su cometa y lanza al aire en movimiento   las penas y las cosas tristes y saluda al viento y a través de la cuerda de elevación establece una relación sabia y amorosa con la naturaleza: La energía que da la liviandad y la alegría, dice Gastón Bachelard                                    (El aire y los sueños).

 

Qué es entonces una cometa y que significa

“La cometa quebrará la uniformidad de la existencia del viento y le dará sentido. Uno no es nada sin el otro. Juntos, todo es cooperación y una larga y prolongada vida”. Ray Bradbury.

Un elemento indiscutible en la pedagogía por ser un arte de variados aprendizajes. Nos place saber que cada Barrilete, es la imagen aérea de mentes pacientes. Una alegre escuela donde las nociones básicas de la relación del ser humano con su medio se ven de una manera precisa y maravillosa.

Cada cometa requiere de una técnica de vuelo, una armonía de entendimientos con el material de que está hecha y con la calidad del viento que la afecta. Por esto nuestra investigación es a la vez un gran juego donde se juntan la construcción y el vuelo. A nivel ecológico encontramos tareas de gran regocijo. La defensa y cuidado de los elementos autóctonos con las que se construyen. En el mismo proceso constructivo se juegan una serie de combinaciones sobre física, geometría plana, climatología, geografía, historia, matemáticas haciendo un recorrido por tales posibilidades.

Ahora que voy hacia el cerro sagrado de los Aburraés, llamado Cerro el Volador y parque Natural, he sentido  pasando un zumbido como de una legión de insectos voladores, he visto las raíces de águila y el cóndor, observo el vuelo planeado en el Cerro de coragyps atratus-buitre vestido de negro- y de cathartes aura-purificador, nombre dado al gallinazo común por indígenas mexicanos-, y el viento  barloventero del nordeste llega a una velocidad de 25MPh.

Y alguien dice   aquella tarde que veía un acuario en el aire.

1

POESÍA.

Mirando el viento te adivino

Jesús Rubén Pasos

Esa mano con alas no deja de tocarme.

Luis Fdo. Cuartas A.

 

Viento

Humedezco mis labios

En el haz de cometas

Que arde

En mi corazón.

Carlos Bedoya

 

El Mirlo

Pájaro de alquitrán

Revoloteas

En mis palabras

Atrapado en mi canto

Mirlo burlón

Las manos

De mi enamorada

Abren la jaula.

Raúl Henao

 

Cometa

Ese pájaro

De papel

Al que le sueltas

El hilo

Para que se abrace al sol

No es caso

Tu alma.

Gustavo Adolfo Garcés

 

Lo que ve la cometa

Como hay manos que me atan a la tierra,

Puedo ascender por la celeste escala.

Cada vez que hago un giro, remontando

Mi hombro contra el viento,

Sorbida soy, hundida, trozo a trozo,

En el seno celeste.

Como hay manos que me atan a la tierra,

De mi cordel la tierra pende.

 

Makoto Ooka

2.jpg

 

 

Read Full Post »

1.jpg

G.B.- La obra de Chavchavadze (1837-1907) se ajusta con toda propiedad al marco de la tradición literaria georgiana cuyos comienzos datan del siglo V. Entre los poetas que le precedieron y cuya obra preparó el advenimiento de la suya habría que señalar en primer lugar a Ghota Rustaveli y su Caballero de la piel de pantera (siglo XII), a David Guramichvili y su Davitiani (siglo XVIII) y el romántico Nikoloz Baratachvili (primera mitad del siglo XIX). De todos modos, el período que abarca la vida de Chavchavadze representa una etapa histórica aparte en la existencia del país. De ello se hace eco el poeta, lo que da una configuración particular a su arte poética y a su prosodia, sometidas ambas a las exigencias que les imponían las concepciones del autor. Si Rustaveli es el maestro consumado de una poesía épica y filosófica, un virtuoso de la rica y variada música del verso, Guarmichvili un taumaturgo de los metros más diversos y de las más brillantes y rotundas construcciones, y Baratachvili un lírico de inspiración atormentada y melancólica, el verso de Ilia Chavchavadze se caracteriza por una nitidez de líneas y una transparencia deliberadas, al servicio de una generosa intención. La base de su poética es la claridad y la inmediatez del efecto.

E.G.- En efecto, la poesía de Chavchavadze tiene asiento poderoso pero también el acento preciosista de toda literatura que despierta el fervor popular, de toda palabra que inicia un ciclo. En tal sentido recuerda a los potas franceses del siglo XVI, un Jean de Sponde o un Jean Baptiste Chassignet. Pero, parejamente, su melodía es casi simbolista y presenta además un tono de modernidad perfectamente asimilado y dominado. En su poesía el tema personal converge líricamente con el destino colectivo.

G.B.- Permítame que, en este aspecto, recuerde la variedad de la obra de Ilia Chavchavadze; en él el poeta es secundado por el prosista y el publicista se da la mano con el humanista militante y con el organizador de diversas esferas de la vida social. Resultado de ello es que los mismos temas (o temas similares) se expresan a través de toda su obra; se trata de temas próximos a las preocupaciones del siglo, particularmente las de un Pushkin, un Víctor Hugo o un Tolstoi. Entre ellos señalemos el humanismo (que le lleva a pedir la abolición de la pena de muerte), la justicia social, la verdad a machamartillo, el vibrante patriotismo, la necesidad de instruir a ilustrar al pueblo.

E.G.- Una poética semejante resulta sorprendentemente actual. Me refiero a la cita de Leibniz que Chavchavadze pone como epígrafe de su poema Madre Georgia: “El presente, nacido del pasado, engendra a su vez el porvenir”. La memoria histórica, con sus claroscuros, es el principio de toda identidad, sobre todo en esta época de contactos entre culturas y civilizaciones. La poética del mundo exige al mismo tiempo lo universal y lo particular. Me parece que, también en este punto, la actualidad de Chavchavadze es ejemplar. De ahí que podamos adivinar el “tono” de la lengua a través de la traducción. Pero imagino que, como en el caso de Pushkin, la melodía del verso se pierde en gran parte.

G.B.- Podría recurrir en este punto a mi experiencia de traductor de poesía georgiana al francés. Para verter a este idioma El caballero de la piel de pantera de Rustaveli (versión por aparecer en 1988 en París y en Moscú) me impuse la obligación de mantener la rima única de las cuartetas y empecé por transponer en la medida de lo posible la música del verso. En cambio, en el caso de Galaktion Tabidze, cuyo poema El cráneo de flores artísticas se publicará este año en Tbilissi en ediciones bilingüe (georgiano y francés), renuncié a la rima para poder ajustarme más estrechamente a los ritmos variados del poeta. En lo que atañe a Chavchavadze, se trataba todo de conservar las estructuras propias de su estilo poético y su tono a la vez sobrio y vigoroso.

E.G.- En esta sobriedad transparece la gracia de una lengua y el encanto del poeta. Ojalá que las traducciones de sus poemas que ahora salen en todas las ediciones de El Correo de la Unesco despierten en nuestros lectores el deseo de conocer mejor a Chavchavadze.

El poeta

No canto simplemente por cantar,

imitando al ave solitaria.

Si el cielo me mando a este mundo

no fue para pergeñar vibrantes sonidos.

Si el cielo me designa, el pueblo

me forma para mi misión

y con Dios comunico

para conducir a mi nación.

En el altar de Dios encendido,

el fuego del hondón del alma rojea

y me hace fiel a mi pueblo

en la desgracia como en la alegría.

Que el sufrimiento de mi pueblo

me marque el corazón con su herida,

que en su ventura y en su desventura

mi corazón infatigable le sostenga.

Y si la celeste centella

incendia mi corazón embrujándolo,

sabré ensalzar a mi pueblo

y podré enjugar mis lágrimas.

Pavlovsk,

23 de julio de 1860

 

 

Poema

No creas que del cielo te caiga

como una ganga una vida sin alma;

lo que sólo aspira a acabarse

vuelve a ser propiedad de la tierra.

Un alma amante de la acción

ilumina nuestra existencia

y hace su singladura Infinita

como Infinito es El que nos da el alma.

¡Feliz el que marque su época

con actos que otros ensalzarán!

Ese podrá beber en esta tierra

Del agua de la inmortalidad.

Petersburgo, 1860

La Noche

 

Cuando cesan los ruidos de la tumultuosa jornada

y se callan las voces monótonas del Mal

y, acurrucado bajo el cielo, la aldea se duerme,

¡oh Noche del Mediodía!, me gusta contemplar.

(1857-1861)

 

Poema

Me han robado la esperanza y el sueño me abandona,

todo yace aniquilado y me encuentro solo.

Lanzada por el amor desesperado, la flecha

me atravesó el corazón, condenándolo al tormento.

¿Por qué te encontré, ¡ay de mí!, en la mala hora?

¿Quién te creó, receptáculo del bien?

Y a ti, corazón mío, otrora apacible y sosegado,

¿qué fuerza te hizo resucitar de entre los muertos?

Aunque ya no te pertenezca, ella no es mía,

su mano ofrece a otro un néctar embriagador,

le quiere y le adula y le mima,

mientras yo maldigo el sino que me cayó en suerte.

¿Ante quién desahogarme, a quién quejarme?

¿Quién aliviará del destino la puerta acerrojada?

¿Quién curará un mal reputado incurable

un mal que se llama la esperanza esfumada?

1877

(Poemas traducidos del francés)

El Correo de la Unesco. París. Octubre. 1987. Págs. 31-32.

 

Read Full Post »

Older Posts »